Pep, qué bueno que viniste

Pep-Guardiola-City-Badge

Se acabaron las especulaciones, en la sobremesa de hoy saltaba la noticia, no vamos a engañarnos, sorpresa lo que se dice sorpresa no ha sido, eso sí, lo que sorprende es el momento de hacer público que Manuel Pellegrini no seguirá en el Manchester City la próxima temporada pese a tener contrato en vigor hasta el 2017, y que su sustituto será Pep Guardiola, tal y como informó el conjunto “sky blue” a través de un comunicado en el que se hacía oficial la vinculación del técnico de Santpedor con la entidad del Etihad durante las próximas tres temporadas.

El momento sorprende ya que el Manchester City está inmerso y vivo en todas las competiciones, con la eliminatoria de Champions a la vuelta de la esquina, la eliminatoria de la Emirates FA Cup ante el Chelsea, segundos en Premier League a tres puntos del Leicester y ante una bonita final de la Capital One Cup ante el Liverpool.

El más pragmático en toda esta historia ha sido el chileno Manuel Pellegrini, el técnico del City ha declarado que conocía la noticia desde hacía un mes y aspira a dejar un buen sabor de boca en el Etihad, ahora queda saber si la irregularidad que el cuadro de Manchester ha demostrado durante toda la temporada se agrava ante el anuncio o si por el contrario el destapar el pastel genera un ambiente más distendido y con menos presión, sobre todo en la Champions, la auténtica obsesión de los dirigentes “sky blue”.

Un hombre de palabra

Hay que recordar, que en la dirección deportiva del Manchester City, están Ferrán Soriano y Txiki Beguiristain, dos piezas claves en el organigrama técnico del Barça que arrasó el fútbol mundial bajo las órManchester-City-v-FC-Bayern-Muenchen-UEFA-Champions-Leaguedenes de Pep Guardiola, su presencia ha sido clave a la hora de que Pep se mantuviese en la decisión firme de firmar por el City pese a los esfuerzos casi desesperados desde el gran rival de los “sky blue”, el Manchester United, para hacerse con los servicios del técnico catalán, incluso el Chelsea se unió a la pugna de una forma más discreta de lo que lo habían hecho en Old Trafford aunque con idéntico resultado.

Para mi, la llegada de Pep Guardiola a la Premier le da el aliciente que le podía faltar a la competición, un técnico que disfruta y hace disfrutar a sus jugadores, de exquisito trato al cuero, estudioso de las tácticas y con una capacidad de reacción ante los problemas a los que le puede someter un rival pasmosa, rallando la genialidad. Quizás no sea del todo imparcial en mi valoración pero lo siento, el fútbol de Pep Guardiola es una de mis debilidades (ya avisé de mi dualidad, fanático de Guardiola y el Cholo Simeone, la antítesis).

En Inglaterra no sólo hay genios en el terreno de juego, también en los banquillos, Klopp reconstruyendo el Liverpool, Guardiola en el City, Ranieri y el milagro del Leicester, la posibilidad de Simeone o Sampaoli en el Chelsea… falta uno, es portugués, por cierto, en Old Trafford ahora ya sí se agarran al clavo ardiendo de Setúbal, me encantaría que firmase, entonces, los derbys de Manchester serían mucho más que rivalidad en la grada y en el césped, la rivalidad sería total. Así sea.

Bayern head coach Pep Guardiola of Spain gestures during the German soccer Bundesliga match between FC Schalke 04 and Bayern Munich at the arena in Gelsenkirchen, Germany, Saturday, Sept. 21, 2013. Schalke was defeated by Bayern with 0-4. (AP Photo/Martin Meissner)

Aitor Alexandre