6 de febrero de 1958, pasaban cuatro minutos de las tres

Alemania es un lugar frío en febrero, Munich, pese a estar al sur del país no lo es menos, pero aquel 6 de febrero, cuando el viejo reloj del aeropuerto de Munich-Riem marcaba las tres y cuatro de la tarde, el frío fue sobrecogedor.

El Manchester United regresaba en el vuelo 609 de la British European Airways desde Belgrado, donde acababa de pasar la eliminatoria de cuartos de final ante el Estrella Roja y hacía escala en Munich para repostar, tras dos intentos fallidos de despegue debido a la pista helada y el fuerte viento, en aquel fatídico tercer intento, el avión no conseguía coger suficiente altura y se estrellaba.

6febDe 44 ocupantes, 23 perdían la vida, los futbolistas Geoff Bent, Roger Byrne, Eddie Colman, Mark Jones, David
Pegg, Tommy Taylor y Liam Whelan. Duncan Edwards fallecería días después tras no superar las heridas del accidente.

Los directivos y miembros del cuerpo técnico: Walter Crickmer (secretario), Bert Whalley y Tom Curry (entrenador).

Los periodistas: Alf Clarke (periodista del Manchester Evening Chronicle), Don Davies (periodista del Manchester Guardian), George Follows (periodista del Daily Herald), Tom Jackson (periodista del Manchester Evening News),
Archie Ledbrooke (periodista del Daily Mirror), Henry Rose (periodista del Daily Express), Eric Thompson (periodista del Daily Mail) y Frank Swift (periodista del News of the World y también portero del Manchester City).

En cuanto al resto de la tripulación fallecieron el Capitán Kenneth Rayment (co-piloto), Bela Miklos (agente de viajes), Willie Satinoff (aficionado) y Tom Cable (tripulación).

La tragedia fue inmensa y sacudió al fútbol mundial pese a hablar de una época en la que el seguimiento globalizado no estaba instaurado, eso sí, unos cuantos pudieron sobrevivir al horror, como los futbolistas Johnny Berry, Jackie Blanchflower, Dennis Viollet, Ray Wood, Bobby Charlton, Bill Foulkes, Harry Gregg, Ken Morgans y Albert Scanlon; además de Matt Busby (entrenador del Manchester United), Frank Taylor (periodista), James Thain (capitán), George Rodgers (oficial de radio), Peter Howard y Ted Ellyard (fotógrafos), Sra.Vera Lukic y su hija Venona (pasajeras salvadas por el futbolista Harry Gregg), Sra. Miklos (esposa de Bela Miklos, el agente de viaje muerto en el accidente), Sr. Tomasevic (pasajero), Rosemary Cheverton y Margaret Bellis (tripulación).

Los Red Devils se sobrepusieron, pronto conoceríamos una nueva hornada de “Busby boys” que acabarían ganando la Copa de Europa diez años más tarde con un tal George Best en sus filas, pero esa es otra historia.

 

Aitor Alexandre