Brian Clough, la leyenda indomable

En el fútbol inglés pululan cantidad de leyendas de futbolistas y entrenadores que han dejado una larga sombra en aquellos equipos en los que han estado.

Lejos de lo habitual que encontramos hoy en día, con nombres propios que circulan de un equipo a otro y que sólo quieren erigir una leyenda como individuo y no como equipo, en una cultura del fútbol tan romántica como la británica nos deja historias de equipos que un día llegaron a la cima del mundo gracias a personas extraordinarias como la que va a protagonizar estas líneas. Se trata de Brian Clough, un nombre que seguro que hace que muchos habitantes de Derby o Nottingham se cuadren con sólo oírlo.

Un delantero con mucho gol.

La grandeza de Clough ya comenzó como jugador, militando en el Middlesbrough y Sunderland y con unos registros goleadores fantásticos, anotando 267 goles en 296 partidos y llegando a jugar con la selección inglesa en dos ocasiones.

clough jugador

Su contribución a la historia del fútbol estuvo marcada por su carácter polémico, que le hizo decir y hacer siempre lo que pensaba sin tener ningún tipo de preocupación en las consecuencias. De hecho, a pesar de los logros deportivos conseguidos, su relación con los dirigentes de los clubes tuvo sus momentos turbios que le hicieron salir por la puerta de atrás en más de una ocasión.

Retirada y comienzos como entrenador.

La carrera como entrenador de Brian Clough comenzó a una edad muy temprana debido a su retirada prematura del fútbol por una rotura de ligamento cruzado anterior, cuyas secuelas le impidieron seguir rindiendo a su nivel, por lo que, a la edad de 29 años, comenzó a entrenar en las categorías inferiores del equipo en el que militaba por aquel entonces, el Sunderland.

Tras esa experiencia, en 1965, Clough cogió las riendas del Hartlepools United en la cuarta división inglesa y , a pesar de no tener unos resultados demasiado brillantes, su paso por ese equipo marcó su carrera como entrenador, ya que comenzó a trabajar con Peter Taylor, que se convirtió en su fiel escudero, con algún que otro paréntesis, durante su carrera.

Ambos ya habían compartido vestuario cuando ambos estaban en las filas del Middlesbrough, pero la historia del fútbol inglés les tenía reservado un espacio precisamente en la localidad natal de Taylor.

clough y taylor

Después de un paso sin trascendencia y con algunas dosis de polémica, Clough y Taylor empezaron a dirigir al Derby County, equipo en el que empezarían a forjar su leyenda.

El primer milagro de Clough.

Con un sistema de juego combinativo muy atípico en Inglaterra, Clough consiguió el ascenso del equipo en su segunda temporada, y en su debut en la máxima categoría inglesa, colocó al Derby County en la cuarta posición. A pesar de la clasificación, el club no pudo disputar competición europea, pero dos temporadas más tarde, en la 1971/1972 se alzó con el primer título liguero para los de Derby. Toda una proeza teniendo en cuenta la situación del club en el momento en el que Clough tomó las riendas.

El carácter de Brian Clough no era nada fácil de llevar, y las malas relaciones con la directiva del club fueron aumentando, aunque, a pesar de ello, el club siguió haciendo historia en la campaña siguiente, llegando a las semifinales de la Copa de Europa y siendo eliminado por la Juventus en una eliminatoria cargada de polémica y en la que Clough tuvo unas declaraciones muy duras hacia el club italiano.

Al finalizar esta temporada, en 1973, Clough y Taylor dimitieron debido a la situación con la junta directiva, a pesar de que contaban con el apoyo de la plantilla y la afición del Derby County.

El paréntesis del dúo Clough-Taylor y su paso fugaz por el Leeds.

Una vez terminado su periplo en Derby, Clough recaló en las filas del Bringthon & Hove Albion, aunque su discreta actuación en esa temporada hizo que el tándem que formaban Clough y Taylor de disolviera cuando el segundo quedó a cargo del equipo.

Tras este tropiezo, Brian Clough tomó las riendas de uno de los equipos a los que más criticó, el Leeds United, y el resultado no pudo ser más desastroso ya que sólo estuvo a cargo del equipo durante 44 días tras no congeniar ni con la plantilla ni con la directiva, nada nuevo para Clough.

La consagración de la leyenda.

Su efímera estancia en el Leeds fue el preludio del capítulo que iba a marcar la historia de un club modesto, el Nottingham Forest, club que apostó por Clough tras su fracaso anterior.

Las dos primeras temporadas sirvieron como transición para formar un equipo ganador, cuyo momento álgido llegó en el momento en el que Peter Taylor volvió a ser la mano derecha de Clough.

Una vez que el tándem volvió a formarse, el equipo experimentó una evolución meteórica que hizo que esa temporada, la 1976/1977 se consiguiese el ascenso a la First League y en la siguiente se consiguiera un doblete, levantando Liga y Copa de la Liga.

La temporada 1978/1979 siguió forjando la historia de Clough en el Nottingham Forest, consiguiendo la Copa de la Liga, el subcampeonato en la competición doméstica y, por primera vez, la Copa de Europa.

Si una Copa de Europa ya era histórica, Clough quiso hacer algo más y el año siguiente, en el Santiago Bernabeú, el equipo de Nottingham se alzó con el segundo continental consecutivo, rompiendo una vez más todos los registros.

clough champions

El declive personal y profesional.

Tras haber saboreado las mieles del éxito, Clough comenzó a degenerar y, en 1982 se separó en el mundo deportivo de forma definitiva de Peter Taylor, que decidió entrenar al Derby County, otro de los equipos en los que hicieron historia.

El último título de Clough llegó en 1989, conquistando una Copa de la Liga, y aunque años más tarde consiguió alcanzar alguna final, el declive personal y profesional de Brian Clough era más que evidente.

Se despidió de los banquillos en el equipo que le convirtió en leyenda en 1993, con un descenso de categoría que confirmaba su final como entrenador. El resto de su vida se dedicó a luchar contra las consecuencias que le dejó el peor adversario de su existencia, el alcohol.

Su funeral tuvo lugar en el Pride Park Stadium, hogar de su primer milargo en Derby, con la presencia de más de 14.000 personas.

En el año 2009, el director Tom Hooper llevó parte de la vida de Clough a la gran pantalla en la película ‘The Damned United’, que está disponible para comprar o alquilar en YouTube, así que os facilitamos el enlace en esta pieza.

Javier Herrera