De la caza del perro a la caza del zorro

(Vía @OldFootball11)
(Vía @OldFootball11)

En un Leicester – Manchester United del 13 de noviembre de 1965, Gordon Banks fue inmortalizado de semejante guisa, placando a un perro que se coló en el césped de Filbert Street.

El domingo primero de mayo de 2016, no podrá estar Gordon Banks, pero algún “red devil” deberá cazar a los Foxes de las midlands si no quieren que el Teatro de los Sueños del Manchester United, acabe convertido en el Teatro de los Sueños del Leicester, el campo donde los once de Ranieri puedan cumplir el sueño definitivo, ganar la Premier League.

 

Aitor Alexandre