Siempre haremos pompas… Boleyn Ground (1904 – 2016)

boleyn-ground-1904

Sí, soy “Hammer”, nunca os lo había dicho en estas líneas pero es así, por lo que este artículo es especialmente emocionante para un servidor.

Llegó el día, uno de los campos con más solera del fútbol mundial echa el cierre, Boleyn Ground, o Upton Park como lo conocemos todos, hoy ha echado el cierre definitivo. Todo cambia, el West Ham ha cambiado, ya no es un equipo que lucha por la permanencia y hace un fútbol tosco, ahora los “Hammers” se codean en la zona noble con los grandes y luchan por competir en Europa haciendo un fútbol de quilates, el east end de Londres también ha cambiado, de zona obrera hogar de los cockneys y germen del punk setentero, ha pasado a ser una zona residencial, y claro, la casa del West Ham dejará de ser Upton Park para pasar a ser el hiper moderno Estadio Olímpico de Londres.

3677180165

Boleyn Ground se inauguró en 1904, su nombre se debe a que en esos terrenos anexos a Green Street, se alzaba el imponente Boleyn Castle, una casona de aspecto señorial, que decía la leyenda, fue ocupada por Ana Bolena, una de las desafortunadas esposas de Enrique VIII; lo cierto es que la reina consorte nunca habitó esa casa ya que fue decapitada en 1536 y la Green Street House fue construida entre los años 1538 y 1546.

76b3862c8aa75d0ac20b0f18824bb7a4
Cockney Rejects en Upton Park

En Boleyn Ground ha pasado de todo, en 1944 durante la Segunda Guerra Mundial, una bomba alemana destruyó la esquina suroeste del templo, con el destrozo provocado por el bombazo, el West Ham consiguió una increíble racha de victorias seguidas, nada más y nada menos que nueve, para entonces ya era famoso el “Chicken Run”, la zona este del estadio, donde más ánimos y ambiente se brindaba al West Ham de la época. En la parte que nadie quiere mirar también fue epicentro de la violencia hooligan de la mano de la Inter City Firm durante los años 70 y 80 del pásado siglo, donde la firm de los “Hammers” creaba el terror en Gran Bretaña. En Upton Park también se vivió el gol 2.000 del West Ham, marcado por Di Canio con una volea espectacular ante el Wimbledon en el año 2000, y hablando de otras cosas, también en ese escenario tenemos una de las fotos más icónicas de la cultura punk, la de los Cockney Rejects en las viejas puertas del estadio.

Se cerró una época, y lo hizo con un encuentro ante el Manchester United, lo hizo por la puerta grande, el West Ham remontó el 1-2 de los mancusianos y el east end londinense vibró con 3-2 de los “Hammers”, un partidazo que puso el broche de oro a 112 años de existencia con 34.602 espectadores ocupando todas las localidades del estadio.

Ahora se abre una nueva etapa, fútbol moderno lo llaman, lo cierto es que aunque corran buenos tiempos para los “Hammers”, las pompas de jabón no volarán igual que en el mítico Upton Park.

 

Aitor Alexandre