Los primeros acabaron siendo los últimos

sheffield_fc_1890-1024x629

Hoy se cumplen 159 años desde que se fundase el primer club de la historia, se dice pronto.

El 24 de octubre de 1857, al calor del acero fundido se fundaba el Sheffield F.C. La antaño gran ciudad industrial de Gran Bretaña fue el embrión del fútbol, de la mano de Nathaniel Creswick y William Prest, aquel 24 de octubre de 1857 creaban un club para mantener la forma física en invierno y unas normas de aquel proto-fútbol, unas normas que en algunos casos recordaban más al rugby que a lo que hoy vemos en los estadios de todo el mundo.

Sheffield, Creswick y prest se adelantaron a todo el mundo, a la creación de la F.A. y a cualquier tipo de normalización del deporte rey.

20ce2f79ce06eedd32a87f73f9dace3c_400x400El pobre Sheffield F.C. nunca despuntó deportivamente hablando, siempre a la sombra de esos dos hermanos pequeños que acaban heredando tu ropa, tu coche, tu chica y hasta casi tu nombre, El Wednesday y el United, llamados a conseguir más altas cotas merced a ceder al profesionalismo mientras que el pobre F.C. se mantenía con su espíritu amateur.

Las cosas han cambiado mucho en 159 años, a día de hoy Sheffield, y en conjunto la zona de South Yorkshire es una de las más deprimidas del viejo continente, y el viejo Sheffield malvive con 200 incondicionales en las gradas, deambulando por la octava división del fútbol inglés. El poder tanto económico como futbolístico se fue de viaje al sur, a la capital, a ese Londres enorme, monstruoso y fascinante, pero por mucho poder que tengan en la capital y pese a sus grandes equipos, el viejo Sheffield F.C. siempre podrá decir que fue el primero, siempre podrá decir que es THE CLUB.

Además, precisamente hoy, el día de su aniversario, el Sheffield F.C. inicia los trámites para que su primer estadio sea patrimonio de la UNESCO, lo merecen, sería un bonito regalo de cumpleaños.

 

Aitor Alexandre