Una historia en 41 segundos

Álvaro Ramírez nos deleita con una historia que comienza con 41 segundos de vídeo, una historia de dos futbolistas de finales del S. XIX que portaron con orgullo la enseña de sus clubes y del fútbol en general.

Menos de 45 segundos. Esta es la filmación más antigua que existe de un partido de fútbol inglés, realizada durante el partido de ‘First Division’ entre el Blackburn Rovers y el West Brom en Ewood Park el 24 de septiembre de 1898.


La grabación es de Arthur Cheetham, inglés afincado en Gales y uno de los directores pioneros de la zona. Realizó unos 30 cortometrajes de los que solo han sobrevivido ocho. El más famoso es el de los niños jugando en la arena en Rhyl, de 1897.

El Blackburn Rovers se llevó el partido 4-1, con goles de Daniel Hurst, John Moreland y un doblete de Thomas Jackson. Ben Garfield marcó para los Baggies. Aquella temporada 1898-99 el título fue a parar a las vitrinas del Aston Villa. El Rovers acabó 6° y el West Brom 14°.

Dos jugadores de importancia capital fueron titulares aquel día. Billy Bassett en el West Brom en la que fue su última temporada en el club (la 13ª). Jugó 261 partidos con los Baggies, en los que anotó 61 goles. También fue internacional con Inglaterra (8 goles en 16 partidos).

Billy Bassett fue el primer jugador en la historia del West Brom en ser expulsado. Fue en un amistoso contra el Millwall el 28 de abril de 1894 y se marchó del terreno de juego por uso de “lenguaje no parlamentario”.

Lo más importante de todo: Bassett se convirtió en presidente del West Brom en 1908 y evitó la desaparición del club, ahogado por un grave problema financiero. Pagó a todos y cada uno de los jugadores de su bolsillo para impedir su marcha.

En las filas del Blackburn Rovers se encontraba un joven Bob Crompton, uno de los grandes nombres del club. Jugó 529 partidos con el equipo y fue su líder absoluto en la consecución de los títulos de liga en 1912 y 1914.

Crompton debutó con Inglaterra contra Gales en 1902 y llegó a jugar con la selección en 41 ocasiones, algo que no había hecho nadie antes y un récord que se mantuvo hasta que fue superado por Billy Wright en 1952.

Se retiró de los Rovers con 40 años y 150 días, todo un récord, y fue su entrenador de 1926 a 1930, ganando la FA Cup de 1928 al Huddersfield (3-1). Ya retirado, sufrió un infarto viendo al equipo de su vida contra el Burnley en 1941 y murió ese mismo día en el hospital.

 

Álvaro Ramírez y Aitor Alexandre