Una rivalidad al rojo vivo

La Liga Premier semana a semana nos deleita con partidos imperdibles y de gran tradición, pero hay uno en particular que acapara todos los reflectores cada vez que se enfrentan… hablamos del clásico inglés entre el Liverpool y el Manchester United, el “north west derby”.

Los dos equipos viven una lucha por demostrar quién es el dominador en los torneos que disputan, por parte del Manchester United, presumen ser el máximo ganador de ligas inglesas con 20, mientras que el cuadro que ‘nunca camina solo’ ostenta el privilegio de ser el club inglés que más Champions League ha ganado, lo hizo en 5 ocasiones.

En cuanto a su historia todo comenzó con una rivalidad económica, debido a que el puerto de Liverpool cobraba aranceles altos, los del puerto de Manchester decidieron construir sus propios canales, desatando la molestia de los de Liverpool.

Es a partir de ese instante en que ambas ciudades tejen una competencia que pronto se trasladaría a las canchas de fútbol, sus ciudades crecieron económicamente y en el fútbol sus escuadras se imponían en la gran isla, pronto llenarían sus vitrinas de éxitos y trofeos.

Su rivalidad también comparte tragedias, como la del accidente aéreo de Múnich y la de Hillsborough en 1989. Sus estadios solo los separan 52 kilómetros, sus máximos ídolos son escoceses, Alex Ferguson por los ‘red devils’, Kenny Dalglish por los ‘scousers’.

El próximo domingo, dentro de la jornada 27 de la Premier League se verá un duelo de poder a poder, un choque de estilos y una constelación de jugadores que buscarán inclinar la balanza y dejar su nombre en la historia de este apasionante duelo. Un Manchester invicto desde que llegó al banquillo “baby face killer” Ole Gunnar Solskjaer, mientras que los del puerto buscan dar ese golpe de autoridad para aspirar a conquistar por primera vez una Premier League.

El orgullo como bandera unos entonarán: ¡¡¡Glory, Glory, Man United!!!!, otros: ¡¡¡You’ll Never Walk Alone!!! Es una batalla teñida de rojo, ¡El ‘teatro de los sueños’ abre el telón!… ¡Es la madre de los partidos!… ¡El clásico inglés!

Paul Mendoza