Eterno Agüero

Por el Manchester City han pasado muchos jugadores que han dejado huella en el club: Denis Law, Georgi Kinkladze, Shaun Goater, Mike Summerbee, Tony Book, Tévez, Joe Hart, Touré, David Silva y Vincent Kompany. Estos cuatro últimos se puede decir que han contribuido a que los ‘citizens’ hayan tenido tan éxito en los últimos años en las competiciones nacionales. Pero, incluso por encima de estos, el jugador que más ha aportado al club para esta etapa ha sido Sergio Agüero.

El delantero argentino llegó en verano de 2011 procedente del Atlético de Madrid. En su debut, ya nos dejó claras las intenciones con las que venía: doblete en el primer partido ante el Swansea. El Kun es un delantero que, año tras año, siempre cumple con su función. Cuando el equipo más necesita ver puerta siempre aparece él. Un claro ejemplo de esto es el gol en el último minuto ante el QPR para darle la Premier League al Manchester City después de 44 años sin conseguirla.

Agüero, con Pellegrini y Mancini, no tuvo el rol de ‘9’ fijo; en ese momento lo ocupaba Edin Dzeko. El Kun tenía la función de segunda punta: mucha velocidad y movilidad sobre el césped, desmarques y, sobre todo, sin quitarse la portería rival de la cabeza. Con el paso del tiempo, y sobre todo con la llegada de Guardiola, Agüero se ha ido adaptando y acomodando como única referencia arriba.

El Kun es un ratón de área, un delantero que siempre está bien posicionado. Encaja a la perfección con el rol de ‘9’ moderno. La capacidad que tiene para poder salir del área le permite entrar en el juego combinativo del equipo, aspecto muy positivo para el equipo y para él. Paciencia, esperar el momento exacto y estar en constante movimiento; lo que aporta Agüero al equipo es muy, muy bueno. Guardiola ofrece un plan ofensivo que beneficia mucho al argentino, se abren muchas vías para llegar arriba y son determinantes para el juego del equipo. El Kun entiende muy bien el cuándo hundir a los centrales al área y cuándo retroceder para entrar en el juego combinativo y poder cargar el área con las llegadas en segunda línea.

Esta temporada es su octava con la elástica del City. Sus números son algo espectacular: 212 goles en 314 partidos, el máximo goleador de la historia del club. Y creo que no digo una barbaridad si digo que Agüero es el mejor jugador de la historia del club, por lo que ha dado, lo que está dando y lo que le queda por dar. Porque el Kun ha demostrado de lo que es capaz, de que cada temporada que pasa siempre está trabajando, rindiendo sobre el campo.

 

Albert Quera