Firmino: Un ‘9’ mediapunta

Roberto Firmino es un claro ejemplo del ‘9’ moderno. Un delantero centro con funciones y características de media punta. Al brasileño, desde la llegada de Klopp al banquillo del Liverpool, se le han visto potenciadas todas sus virtudes. Porque, bajo mi punto de vista, el ataque del Liverpool, los protagonistas del Rock and Roll característico de Anfield, no se entiende sin la figura del brasileño.

Uno de los mejores contextos para Firmino son los contragolpes y su función en estos. Los primeros metros de aceleración son muy potentes y agresivos. Con el balón controlado con ambas piernas deja rivales atrás con una facilidad envidiable. Y, tras esto, sabe cuándo y cómo encontrar al compañero mejor colocado. Si hay contragolpe pero él está sin balón, acompaña siempre la transición. Sus movimientos sin balón siempre suman. Su principal virtud es recibir y jugar de espaldas.

Es un peligro para la defensa rival que Roberto Firmino pueda girarse con facilidad. Lo hace con una sencillez y una calidad muy buena y muy determinante. A partir de ese momento, sabe el cómo y el cuándo imprimir la velocidad de interpretación. Perfilarse, dejar atrás algún que otro rival, acelerar o, como gran parte de las veces, buscar al compañero mejor situado. Siempre toma la mejor de las decisiones.

La capacidad asociativa en zona de 3/4 hacia delante que tiene es muy buena e importante. Jugar al primer toque, tirar paredes y asociarse a toda velocidad; estos tres aspectos parecen ser los que más favorecen al juego, sobre todo, al de Firmino. Tiene una precisión perfecta para abrir juego o filtrar pases de gol. Todos sabemos que su hábitat es la zona de 3/4 hacia delante, la frontal del área. Pero Firmino, si la ocasión lo requiere, es capaz de caer en banda izquierda, a pierna cambiada, para poder combinar con Mané.

El ataque posicional es, posiblemente, donde más dependencia hay de Firmino. Ante rivales que defienden con un bloque bajo bien replegados, que el brasileño reciba para, posteriormente, encontrar nuevas líneas de pase, y en banda sobre todo, es cuestión prioritaria para los de Klopp. Viendo sus mapas de calores me quedó clara la función de falso ‘9’, o media punta, que tiene Firmino en el Liverpool. No juega como referencia de área, sino que desde allí empieza a moverse hacia las bandas y volver al centro generando espacios y superioridad en 3/4.

Un dato que refleja su importancia dentro del Liverpool es el siguiente: en las dos últimas ediciones de Champions, el brasileño ha sido partícipe veintiuna veces en goles del Liverpool (13 goles y 8 asistencias). Las portadas las habrán podido acaparar Mané y Salah, que en el último año y medio su nivel ha ido en aumento. Han hecho el ‘boom’. Pero el éxito de estos dos no podría entenderse sin la figura del brasileño sobre el césped.

 

Albert Quera