Emoción hasta el final

Memorable, histórica… se acaban los adjetivos para describir la temporada que Manchester City y Liverpool nos están regalando. El zapatazo de Kompany deja al equipo de Guardiola líder con 95 puntos, los de Klopp suman 94 y se jugarán el título en la última jornada ante Brighton y Wolverhampton respectivamente.

La jornada 37 ha dejado varios frentes cerrados pero mantiene el más importante, el de la lucha por el título, con las espadas en todo lo alto a falta de una última jornada de infarto.

El Liverpool abría la veda el sábado por la noche, su visita a St. James’s Park se saldó con una victoria in extremis por 2 – 3. El partido se preveía duro para los ‘reds’ y no defraudó. Los daños colaterales para Klopp se multiplican; Salah tuvo que retirarse lesionado, se pierde el partido de vuelta de las semifinales de Champions League ante el F.C. Barcelona y habrá que ver si llega al trascendental duelo ante el wolverhampton. En similar situación se sitúan Firmino, Van Dijk y Keita. Cierto es que el peor situado a la hora de recuperarse es el centrocampista africano.

Mención especial al ariete belga Divock Origi, el delantero, que ha jugado escasos minutos esta temporada, volvió a ser resolutivo al transformar el tercer gol en el minuto 86. Origi ha anotado dos dianas en este curso y ambas han sido definitorias. La primera, la que supuso la victoria en el derbi de Merseyside y esta segunda que mantiene a los ‘reds’ en la carrera por el título.

Mientras tanto el Manchester City cerraba la jornada recibiendo al Leicester, quizás el gran hueso que le quedaba al equipo de Guardiola (con todo el respeto del mundo para el Brighton), tanto por potencial deportivo, como por estilo de juego.

El partido terminó con victoria ‘skyblue’ por 1 – 0 merced a un zapatazo del capitán, Vincent Kompany en el último tramo del partido.

No estuvo cómodo el City, los ‘foxes’ sabían cómo y dónde hacer daño a los locales. Madisson y Ndidi fueron una pesadilla constante y pusieron en muchísimos apuros al cuadro mancuniano.

La historia es cíclica dicen, curiosamente hacía 10 años del golazo de Iniesta en Stamford Bridge que puso al Barça de Guardiola viento en popa a toda vela hacia la consecución de la Champions League. Curiosamente una jugada similar por parte de otro jugador que es historia del club al que entrena Pep, nos regaló una maniobra similar. Un gol que puede valer una Premier.

El desenlace definitivo lo tendremos el próximo domingo 12 de mayo en horario unificado, a las 16:00 hora peninsular española.

En cuanto a las situaciones resueltas, el Tottenham aseguró su plaza Champions pese a caer derrotado 1 – 0 en Bournemouth, de igual modo, el Chelsea también se aseguró la participación en la máxima competición continental tras vencer 3 – 0 al Watford.

Ambos equipos conseguían cumplir el objetivo prioritario ya que sus rivales, Arsenal y Manchester United, no eran capaces de ganar. Los ‘gunners’ empataban ante el Brighton en un mal partido y la escuadra dirigida por Ole Gunnar Solskjaer, no era capaz de pasar del 1 – 1 ante un descendido Huddersfield.

Los inquilinos del Emirates aún tienen la bala en la recámara de la Europa League, un triunfo en esa competición les abriría las puertas de la Champions League.

El descenso ya quedó confirmado tras la derrota del Cardiff por 2 – 3 ante un Crystal Palace que no se jugaba nada. Así, los galeses entrenados por Warnock acompañarán a Fulham y Huddersfield al infierno de la Championship la próxima campaña.

Resultados jornada 37:

Clasificación:

 

Aitor Alexandre

(Fotos y tablas vía PremierLeague)