Un nuevo faro alumbra en la ciudad de Brighton

Graham Potter aterrizó hace cinco años en una de las ciudades más frías del mundo para comenzar un proyecto deportivo que nadie pensaría que acabaría de la manera en la que acabó. Östersunds abrió las puertas a un entrenador distinto, capaz de hacer de su trabajo una forma de vida. Forma de vida que casi acaba con su matrimonio, pero que tras salvar su vida privada, todo fue hacia arriba. Empezó en la cuarta división sueca y en los primeros meses, e incluso años, dormía en su coche la mayoría de las noches, para ir en busca de los mejores talentos que hubiera en las divisiones más bajas de Escandinavia.

Resultado de imagen de graham potter ostersundsTodo este trabajo le valió para ascender con el Östersunds a la Allsvenskan, la primera división sueca. De cualquier manera, siempre practicaban la filosofía de juego valiente y vertical que el inglés impusó desde que llegó. Pero esto no paro aquí, consiguió meter al equipo en la UEL y llegar a jugar en deciseisavos contra el Arsenal, donde finalmente cayeron eliminados; eso sí, ganando en el Emirates Stadium.

Después de ser como un padre para la ciudad de Östersunds, también conocida como la ciudad del invierno, Graham quiso dar un salto a su carrera, llegando a un Swansea que había descendido a Championship y no se encontraba en su mejor momento. De nuevo, el técnico inglés inculcó su manera de juego para volver a hacer una buena temporada y llamar a la puerta de la Premier League con el Brighton, que tras dos años rozando el descenso, necesitaban algo de valentía, y eso es algo que le sobra al entrenador inglés.

Ya en su debut, en Vicarage Road se pudieron ver sus muchas de sus intenciones como técnico. 65% de posesión de media durante todo el partido, para el cuadro del norte de Brighton. Además, siempre buscando a los carrileros abiertos -sobre todo a Montoya- para atacar desde las bandas. En este proceso van a ser claves, Davy Pröpper y Dale Stephens dirigiendo al equipo desde la sala de máquinas. En los dos primeros partidos, Graham Potter ha optado por jugar con un 3-4-1-2, potenciando a sus carrileros largos generando una gran profundidad.

Resultado de imagen de aaron mooy brightonOtra de las cosas más interesantes de este Brighton es lo bien que se entienden Gross y Pröpper para permutar posiciones y espacios en 3/4 de campo y hacer que el equipo fluya. En principio ha optado por el mismo esquema en los dos primeros partidos, aunque fichajes como el del australiano Aaron Mooy, dejan en entredicho que pueda hacer variaciones en las próximas jornadas metiendo a tres centrocampistas en la sala de máquinas o variando el esquema.

El Brighton era uno de los favoritos en las casas de apuestas y entre la afición para bajar a Championship este año, y no sabremos lo que ocurrirá realmente, lo único que podemos saber de verdad, es que, con Graham Potter la valentía y el espectáculo por un fútbol total están al servicio del espectador, en la cuarta división sueca o en la Premier League.

Sergio Carrero