El nuevo Wolverhampton de Nuno

Desde que llegará a la ciudad del carbón, Nuno Espírito Santo ha sido fiel a la defensa de tres centrales, ya sea en 3-5-2 (o 5-3-2, según se vea) o en 3-4-3, y no la ha movido más que en momentos muy concretos de algún partido suelto. El balance es muy bueno, ya que ha conseguido ascender al equipo a Premier League y mantenerlo como uno de los equipos de la parte media-alta de la tabla, incluso clasificándolo a Europa League en la 2018-2019. Pero estas dos últimas jornadas, el técnico luso ha renunciado a un central para meter un centrocampista o delantero más. El resultado ha sido positivo, 4/6 ante equipos del nivel de Southampton y Arsenal.

El momento del dúo portugués

Son muchas las parejas lusas en el vestuario de los ‘wolves’, pero ninguna de ellas está al nivel de Podence y Neto en estos momentos. Tal es el nivel de ambos, que Adama no fue titular en Premier hasta que Nuno decidiera cambiar el esquema. Y es que no se puede permitir tener a ninguno de ellos en el banquillo.

Contra el Southampton, Neto fue el sacrificado por la entrada de Adama en el ´once´, ya que el carismático entrenador portugués preveía un partido de mucho ritmo, en el que buscó tener el control introduciendo tres centrocampistas. Y lo logró. Pero en la segunda parte quitó a un centrocampista para meter a Pedro Neto, y a los cinco minutos adelantaba a los suyos. Algo que sería definitorio para la decisión de jugar con los cuatro fantásticos arriba en un escenario como el Emirates.

Ante los patentes problemas del equipo ´gunner´ en fase de creación, Nuno juntó a Podence, Neto, Adama y Raúl Jiménez en la alineación titular por primera vez. La idea era la de presionar muy alto. Para ello, en el centro del campo necesitaría músculo para ir arriba a presionar, pero también para luego llegar atrás. De ahí que optará por el doble pivote Dendoncker – Rúben Neves. Muchísimo sentido en cada decisión de Nuno. Como era de esperar, todo salió como él había previsto y se llevó los tres puntos a casa haciendo gala de la efectividad del dúo de moda, en un partido que no controlaron como sí lo hicieran la semana anterior frente a los ´saints´.

Protegidos atrás

El jugar con un defensa menos podría haber supuesto que el equipo fuese más débil en fase defensiva. Pero, en el papel, defienden con un jugador más en muchas ocasiones, ya que antes, tanto Semedo como Ait-Nouri o Saiss, actuaban como extremos en muchas ocasiones. Ahora, con Adama Traore y Neto jugando muy cerca de la línea de cal, no hace falta que sus laterales sean tan profundos, por lo que se recogen más atrás, y están mejor posicionados en caso de pérdida para defender. Además, en el Emirates, Nuno optó por Marçal en el lateral izquierdo, un perfil mucho más defensivo que Ait-Nouri.

Esto también ha conllevado a ver un Adama Traoré muy mejorado. El extremo español se siente más liberado y en el Emirates sobre todo, encontró muchísimas oportunidades de encarar en 1v1 a Tierney, donde Adama es imparable, y no dejó de buscar línea de fondo. El gol de Neto que supuso el 1-2 vino precedido de una jugada en la que Adama llega a línea de fondo y saca centro, sin ir más lejos.

Foto: Getty images

Iker Valverde