La confirmación del heredero al trono

Liverpool tiene nuevo ídolo. Curtis Jones ha derribado todas y cada una de las puertas que se ha encontrado para, a día de hoy, ser indispensable en el líder de la Premier League. Tuvieron que darse muchas circunstancias para que pudiera pisar su querido Anfield Road, aunque, siendo justos, hubiese sido solo cuestión de tiempo. Pero, una vez ha tenido continuidad, ha sacado todo su repertorio para hacer suyo el centro del campo ´red´. Su evolución marcará su futuro, pero todo hace indicar que Curtis ha llegado para quedarse.

Impacto inmediato

Como a todo gran jugador, al nacido en Liverpool le llegó la oportunidad en una situación extraordinaria. Ante la acumulación de partidos del Liverpool la pasada temporada, Klopp optó por alinear a su equipo sub-23 en el encuentro de FA Cup ante el Everton. Aunque ya hubiese debutado en Premier contra el Bournemouth o hubiese jugado en FA Cup contra el Arsenal, ante los ´toffees´ el joven centrocampista inglés dispondría de su primera titularidad con el primer equipo. A Curtis Jones le tocaba liderar al equipo y el centrocampista inglés no defraudó. Anfield disfrutó de un partido colosal del canterano, el cual lo redondeó con un golazo que le daría la clasificación ante sus archienemigos. Fue la primera vez que Anfield disfrutaba del talento de su nueva joya. Aquel día Curtis Jones se puso en el escaparate, pero nadie imaginaría lo que, tan solo un año después, sería capaz de hacer.

Paso adelante

Tras disponer de minutos la pasada campaña, en el inicio de esta temporada la enfermería del Liverpool se llenó. Varios de ellos  centrocampistas. Por lo que se le abría un escenario inmejorable para mostrar sus credenciales, donde tenía que dar un paso al frente para que Klopp pudiera confiar en él, y vaya si lo está haciendo.

Partiendo desde el interior zurdo, Curtis Jones aparece por todos los sectores del campo. Desde la zona de creación, donde no le tiemblan las piernas para pedir el balón, hasta la zona de 3/4, en la cual está mostrando su habilidad para el último pase y su llegada de segunda línea. La personalidad que muestra en cada acción no es usual en un jugador con tan poca experiencia en la élite. Ante el Tottenham cuajó, seguramente, su mejor partido desde que debutara. En un partido digno de Man Of The Match, Curtis Jones participó en todas las jugadas de ataque del conjunto ´red´, llegando a la centena de intervenciones. Hay que ver qué acaba siendo, ya que debe definir si será un jugador de base de la jugada o un centrocampista con mayor vuelo y llegada al área, pero Curtis Jones tiene las cualidades para ser el dueño del centro del campo del Liverpool como lo fue en su día Gerrard  y ahora lo es Henderson. Anfield ya tiene a su próximo emblema.

Iker Valverde