Rúben Dias contra la lógica

Tantas horas de ojeo, tantas opciones descartadas y tantas inversiones fallidas en busca del central perfecto para integrarlo dentro del ecosistema de Pep Guardiola. Pero el técnico catalán se ha dado cuenta de que lo que necesitaba no era ese central bonito de ver, con capacidades extraordinarias para batir línea con el pase y con una salida de balón limpia, sino un central de los de siempre, un jerarca, un líder, un Rúben Dias. El Manchester City carecía de calidad defensiva, de defensores capaces de defender el área, de centrales que hubiesen nacido para ello. Con el portugués en el eje de la zaga, ese problema se ha resuelto de cuajo, y a partir de ahí, el impacto del central en Inglaterra ha sido enorme.

Pocos oficios se me ocurren más complejos y exigentes que el de ser central en un equipo entrenado por Pep Guardiola, más aun teniendo en cuenta las características de Rúben Dias. Pero el portugués aterrizó en Manchester con la consigna de desafiar la lógica y mostrar a Pep que él era el indicado. Y vaya si lo ha hecho.

Desde que llegara en verano a las filas del Manchester City, Rúben Dias se ha erigido como el líder de la defensa. Constantemente dando órdenes a sus compañeros de zaga y cubriendo las carencias de los mismos. Es pronto para decirlo, pero su impacto está siendo similar al de los inicios de Virgil Van Dijk en Liverpool. Además de, como hizo el holandés, mejorar a los que tiene alrededor. Es imposible de entender el nivel John Stones sin la presencia de Rúben Dias al lado suyo.

Defender más cómodo

Cada vez que el rival le comía metros al Manchester City y se veían obligados a defender cerca de Ederson, la defensa hacía aguas y siempre acababan encajando gol. Rúben Dias, es un central que domina muchísimo los contactos con el delantero, que se toma al pie de la letra eso de “cuando entra en el área, hay que tener siempre contacto con el delantero” que dirían muchos entrenadores. Dominante como pocos en la Premier League del juego aéreo y de las anticipaciones. Un central capaz de sostener a un equipo entero despejando cualquier balón que asome el área. Ahora el Manchester City se siente más capaz de defender más atrás si el partido lo requiere.

Rúben Dias ha sido una inversión acertadísima, pese a haber sido bastante cara, que ha permitido al Manchester City poder aguantar resultados con mayor asiduidad, y que le ha añadido ese punto de competitividad y oficio que necesitaba para resistir en los momentos más complicados de un partido.

Rúben Dias bajo la lluvia de Elland Road en el Leeds United-Manchester City. Fuente: Getty Images

Iker Valverde