Eberechi Eze: entre revés y revés, una oportunidad

Eberechi Eze es uno de los talentos más especiales de todo el panorama del fútbol inglés. Su habilidad y su desparpajo le hacen muy difícil de parar en el uno contra uno. Todo ello, se ve ligado a sus inicios, donde tuvo que vagar por muchas canteras londinenses en busca de un equipo que le diese una oportunidad para demostrar su valía. Arsenal, Reading, Fulham y Millwall lo desaprovecharon en sus categorías inferiores. No eran conscientes del error que estaban cometiendo. Pero, de repente, llegó el Queens Park Rangers y Eberechi vio la luz.

Nacido en Greenwich, un barrio pobre del sur de Londres (donde se suele decir que nacen los mayores talentos del fútbol inglés, y con orígenes nigerianos, Eberechi Eze tuvo una infancia complicada. Sus padres habían hecho un esfuerzo muy grande para emigrar a Londres, pero lo pasaban mal para darle todo lo que necesitaban a Eberechi y sus dos hermanos. Aun así, entre tantos problemas, el actual jugador del Crystal Palace solo quería ser feliz y salir a jugar a fútbol con sus amigos hasta que sus padres lo llamasen para ir a comer.

Primeros contactos con el fútbol

Los primeros pasos los dio en el equipo del colegio, con el que los fines de semana disputaba torneos contra otros colegios de la zona en Londres. Uno de esos días, lo estaban viendo ojeadores del Arsenal, y tras hacer un gran torneo, Eberechi recibió la llamada de los ´gunners´. Entonces, fue a hacer la prueba y lo cogieron. Pero, tras cinco años y con trece años recién cumplidos, en el club pensaron que era demasiado pequeño y que no tenía ningún futuro, por lo que decidieron echarle del Arsenal. En una entrevista para la Premier League contó que había sido duro. “Mi madre y yo lloramos, todos estábamos decepcionados”. Para suplirle, el Arsenal firmó a Eddie Nketiah del Chelsea.

A pesar de la decepción, rápidamente le llegó una oferta para entrar en la academia del Fulham. Pero, otra vez más, no contó con la confianza del club y tuvo que salir cedido a Reading cuatro meses, antes de firmar por el Millwall un contrato escolar para dos temporadas a sus 16 años. Nunca llegó a debutar con el primer equipo, a pesar de haber causado gran impresión en el U-21 e incluso haber anotado un hat-trick ante el Crystal Palace. Al término de la temporada, Neil Harris, por aquel entonces entrenador del primer equipo del Millwall, le confirmó que no le haría un contrato profesional. Otra vez, se había quedado sin equipo.

Eberechi Eze celebra un gol con el Milwall U-21. Foto: newsatden.co.uk.

Esta fue la más dura para él. Mucha gente dijo que no triunfaría por su falta de esfuerzo, y eso lo hundió. Incluso se llegó a plantear dejar el fútbol y solicitar un trabajo de media jornada en Tesco a la vez que estudiar una carrera en la universidad. Una vez más, el apoyo de su familia fue clave para hacerle cambiar de opinión y convencerle de que lo volviese a intentar. Después de varias pruebas infructuosas, el QPR firmó a Eberechi Eze en 2016. Fue clave que el entrenador, Chris Ramsey, tuviera una gran relación con el agente de Eberechi. En sus primeros partidos con el U-23 impresionó al técnico, lo que le llevó a firmar su primer contrato profesional en enero de 2017. Eberechi ya estaba preparado para entrar en la Football League. La próxima temporada se iría cedido al Wycombe de League One, pero tras una gran primera mitad de temporada, el QPR lo recuperó y en la segunda mitad de la temporada dejó su marca en Loftus Road. En verano renovó otros tres años con el QPR y se asentó en el primer equipo, con el ´10´a la espalda.

Eberechi Eze firmando su renovación con el QPR en 2018. Foto: QPR.

El extremo inglés tuvo un bajón de forma que coincidió con el despido de McClaren, el entrenador que confió en él para que llegara al primer equipo. Entonces, tuvo un momento complicado con su nuevo entrenador y fue relegado a la suplencia. Pero el talento se sobrepuso y tras una temporada espectacular en la 19/20, el Crystal Palace llamó a la puerta y no pudo decir que no.

Ahora, ya asentado en la alineación titular de Roy Hodgson, Eberechi Eze tiene un futuro muy esperanzador por delante. Talento le sobra para brillar en la máxima competición inglesa, pero de momento tiene que tener paciencia y no dar un paso equivocado en su carrera que le termine estancando.

Eberechi Eze posando en el campo de entrenamiento de su nuevo club, el Crystal Palace. Foto: The Telegraph.

Iker Valverde