James Lang: el primer futbolista profesional

En su origen, el fútbol fue creado como actividad de diversión en la que, sobre todo las familias de clase alta, podían disfrutar mientras corrían detrás de un balón. Pero a raíz de la Revolución Industrial, y gracias a las huelgas de los trabajadores de fábricas que consiguieron rebajar la jornada laboral, el fútbol empezó a ser cosa de todos, ya que los trabajadores tenían más tiempo libre para poder jugar ellos también. Los empresarios, dueños de fábricas que tanto se habían enriquecido en la Revolución Industrial comenzaron a invertir en el fútbol, que hasta entonces era un juego popular, pero que ya empezaba a ser más profesional, creando sus propios clubes. Es ahí cuando empiezan los primeros fichajes, mayormente procedentes de Escocia, y en especial James Joseph Lang, un escocés que fichó el Sheffield Wednesday en 1876 y que iba a ser la primera persona que cobraba por jugar a fútbol.

Trayectoria

Joseph Lang nació en Glasgow en 1851 y antes de ser jugador de fútbol trabajó en los astilleros de la compañía John Brown, donde en 1869 tuvo un accidente laboral que le hizo perder la visión de un ojo. Pero Lang era tan bueno técnicamente que ni tener una visión reducida le privó de hacer carrera en el fútbol. Empezó jugando en el Eastern FC, y tras pasar por otros equipos escoceses como el Clyesdale o el Third Lanark y ser habitual en los partidos amistosos que enfrentaban a los jugadores de Glasgow contra los de Sheffield, en 1876 Joseph Lang dio el salto a Inglaterra fichando por el Sheffield Wednesday, donde cobraba el triple que en su anterior trabajo. Aunque todavía no estaba permitido el fútbol como trabajo remunerado, por lo que Lang cobraba por un puesto de trabajo en la fábrica del dueño del club, pero iba allí y descansaba en un sofá, porque por lo que realmente le pagaban era por jugar a fútbol. Sus buenas actuaciones le sirvieron para ir convocado con la selección escocesa, en la que debutó con gol en la victoria por 4-0 ante Gales.

Al final de la temporada, Lang volvió al Third Lanark escocés. A pesar de ser un club amateur, llegaron a la final de la Scottish Cup ese año, pero acabaron derrotados por 1-0 ante el Vale Of Leven. La segunda final de copa que Lang perdía después de la de 1974 con el Clyesdale. En 1978 volvió al Sheffield Wednesday y ganó la Sheffield Challenge Cup, además de conseguir su segunda y última convocatoria con la selección en una victoria por 9-0 contra Gales, anotando otro gol. Los próximos años los jugó en el Attercliffe, Sheffield Zulus, Barnsley y Northwich Victoria, hasta volver al Sheffield Wednesday para la temporada 1890-1891, en la que capitaneó al club en varios partidos. En 1985, ya con 34 años y en sus últimos años como jugador de fútbol, fichó por el Burnley, que por aquel momento era un club muy profesional en el que pagaban mejor que en el resto de clubes en los que había estado. Al terminar la temporada se retiró y volvió a Glasgow para trabajar como ayudante cuidando el campo de Ibrox.

Iker Valverde